Masturbador masculino: una entrada al placer

Masturbador masculino: una entrada al placer

Reservados a las mujeres durante mucho tiempo, los juguetes sexuales para hombres están tomando más fuerza con, en primer plano, los masturbadores masculinos. Estos sorprendentes accesorios de placer son formidablemente efectivos para sentir placer solo, con otro o para darlo. ¡Descubramos estos juguetes eróticos o accesorios de placer inéditos!

Fue a mediados de la década del 2000 cuando los hombres descubrieron por fin sus propios juguetes sexuales. Limitada durante mucho tiempo a una práctica puramente manual, la masturbación masculina había evolucionado poco hasta entonces. Nadie había transformado por completo la forma en que estos señores proporcionan placer.

¿Poca evolución en los juguetes sexuales para hombres?

¿Será porque el orgasmo masculino sigue siendo un gran desconocido que durante mucho tiempo la masturbación por sí sola parecía suficiente? Aunque con el uso, un juguete como el masturbador masculino resulta muy eficaz para descubrir otros orgasmos e incluso más placeres.

Básicamente, el masturbador masculino funciona bajo el mismo principio que la mano, la boca o el ano. El pene experimenta una estimulación mecánica que produce la excitación, la erección y luego la eyaculación y el orgasmo. La amplitud del movimiento, su repetición y su frecuencia, por un lado, y el calor del contacto con la piel del pene, por otro, son factores que influyen en la duración y la fuerza del placer que siente el usuario de este masturbador.

lubricación para la masturbación

La lubricación ante todo

El uso de un masturbador masculino es idéntico en la mayoría de los casos. El juguete erótico debe ser limpiado con un producto diseñado para ello, con el fin de asegurarse de que ningún germen o bacteria se quede en el masturbador. Luego, el hombre utilizará un lubricante e introducirá su pene en el masturbador. Según los modelos, los movimientos serán realizados, ya sea por una vagina falsa, o por el mismo utilizador.

¿Masturbador manual o con vibración?

Es uno de los primeros puntos de diferencia entre los diversos masturbadores para hombre. Algunos son manuales (no necesitan ser recargados) y otros son más automáticos, con modos de vibración. Las dos familias de masturbadores masculinos pueden presentar una estructura interior básica y sis asperezas. Otros, por el contrario, han sido extremadamente elaborados para simular los detalles presentes de una vagina o un ano.

Estos detalles pueden llegar a ser tan realistas, que en ciertos casos, la sensación podrá ser más fuerte que con una vagina real. La gran ventaja del masturbador masculino es el hecho de poder utilizarlo con precisión; lo que es imposible con una persona penetrada.

Más costosos pero más eficaces: los masturbadores calentadores

Más caros, sí, pero ofreciendo un placer significativamente mayor, algunos masturbadores masculinos le dan un empujón a la realidad al ser calentadores, modulando las zonas de vibración o incluso, para algunos, estando mojado, ¡casi como el sexo de una mujer!

Los modelos con vibración son los primeros que vienen a la mente. La intensidad de las vibraciones es casi siempre ajustable. Existen así muchas posibilidades de variar el placer durante el tiempo, su intensidad y su eventual prohibición.

Paso a una pequeña sumisión

Pues sí, este es uno de los posibles usos de los masturbadores para hombres. Los juegos de dominio (BDSM, bondage, negación del orgasmo…) son excelentes campos de práctica. El hombre no puede darse placer a sí mismo cuando está atado, mientras que su dominatriz no tiene que bajarse para darle placer. Será el uso del masturbador el que ayudará al sumiso a acercarse al orgasmo. Libre, entonces, para que el Amo o la Ama, pulsando un simple botón de parada, ponga fin al placer, inmediatamente y sin previo aviso. Un juego que puede durar horas y horas, acercando cada vez más a la «pobre víctima» a la liberación.

Todo automático, el erotismo manos libres

Los masturbadores automáticos masculinos presentan otras posibilidades. Con ellos, será un placer «todo incluido». Se encargan de hacerlo todo: vibraciones, vaivén, efectos sonoros, para algunos, así como recoger tu esperma en un depósito especialmente diseñado para ello. Realizados sobre vaginas o anos reales, estos masturbadores masculinos incluyen, en algunos casos, la posibilidad de pasar de la penetración vaginal a la anal. Se les ofrece otra posibilidad de placer, señores, según el orificio que representará el objeto de vuestras fantasías.

masturbador tecnológico

Masturbadores tecnológicos para el hombre 2.0

Los modelos eléctricos llevan la diversidad de placeres un poco más lejos. Es a distancia, a través de una aplicación la mayoría de las veces, que otra persona podrá jugar a dar placer al portador de este modelo de masturbador masculino. Particularmente excitante, llevar estos masturbadores en público puede ser una experiencia extremadamente perturbadora para el portador, a la vez que muy divertida para el manipulador. La mayor ventaja de estos dispositivos 2.0 es la ausencia de cables. Así, se controlan desde una aplicación móvil, desde cualquier parte del mundo.

Los modelos desechables del masturbador masculino

Por último, están los modelos desechables, como los masturbadores Tenga. Diseñados para un solo uso, estos modelos suelen ser económicos y no llevan pilas. No vibran ni son autónomos, pero su textura recuerda, a menudo con gran precisión, el interior de una vagina. El usuario está a cargo de los movimientos y controla su propio placer. Son particularmente convenientes para descubrir los masturbadores para hombres, por ejemplo. Permitirán levantar el velo sobre las sensaciones que provoca el uso de estos juguetes sexuales sin arrepentirse de una compra consecuente.

Higiene y protección

Como por todos los juguetes eróticos, los masturbadores masculinos necesitan higiene y cuidados. Una manera rápida de limpiar tu masturbador es con agua ligeramente jabonosa. Sécalo con cuidado y luego guárdalo en una bolsa de tela hasta que lo vuelvas a necesitar. Si piensas utilizarlo con más de una persona, es necesario el uso de un preservativo para evitar la transmisión de enfermedades o gérmenes.

Cerrar menú